¿Qué es la 5D?

¿Qué es la 5D?
Desde hace muchos años, científicos, artistas y filósofos se han dado a la tarea de analizar nuestro mundo, los elementos que lo componen y la forma en que percibimos cada uno de ellos como herramientas para el desarrollo humano. Si nos enfocamos en la espiritualidad, vemos estas dimensiones como distintos estados de conciencia o frecuencias que van desde lo material hasta el nivel más alto: la conciencia plena. 
Podemos ver a las dimensiones como niveles a los que vamos accediendo dependiendo de qué tan conscientes somos, por lo que hace mucho sentido que “vibrando alto” se haya vuelto una frase muy popular cuando hablamos de disfrutar el presente y dejar a un lado lo material. Cada uno de estos “niveles” nos ayuda a comprender o percibir distintos aspectos del lugar (metafórico) en donde nos encontramos: a mayor nivel de conciencia, más dimensiones de nuestra realidad podemos percibir.

Hablar de dimensiones normalmente se asocia a películas o series de ciencia ficción pero la realidad es que solamente implican expandir nuestra conciencia para comprender distintas facetas de la realidad o de ver el mundo que nos rodea. Mientras que la tercera dimensión corresponde al mundo material o físico, la cuarta nos habla del tiempo, emociones y pensamientos a nivel individual.
La dimensión que hoy nos interesa compartir contigo es la 5D. Esta es principalmente conocida por ser la dimensión de la sabiduría y energía pura. Es en donde somos conscientes de que somos parte del todo universal. Llegar a la 5D involucra una expansión mucho más grande de conciencia: nos conocemos mejor a nosotros mismos y somos capaces de vivir en armonía y balance. En la 5D  también encontramos al amor incondicional y la unidad entre todo lo que existe. Todo es uno.

Ahora que ya conoces las dimensiones y lo que implica cada una, ¿cómo puedes saber si estás expandiendo tu conciencia? Aquí te van algunos indicadores:
  1. Te sientes más sereno y tranquilo. Percibes todo de una forma más clara, como si fueras un observador de lo que sucede a tu alrededor.
  2. Sientes mayor interés por temas espirituales, por comprenderte a ti mismo, quién eres y tu propósito.
  3. Aceptas lo que la vida trae para ti. Comienzas a vivir  momentos de apertura, expansión y aceptación. Ya no te preocupas o estresas por tomar la mejor decisión sino que te dejas fluir, confías que la vida te mueve hacia el camino correcto.
  4. Comprendes que todo tiene un sentido y que todas las situaciones por las que pudiste pasar te dejaron un aprendizaje, te ayudaron a sanar, te mostraron áreas de oportunidad o te dieron señales del camino que deberías de seguir.
  5. Ves al mundo desde una perspectiva más positiva. Se abren puertas a nuevos caminos y proyectos y te sientes más pleno, con menos carga.
  6. Te comienzas a alejar de personas que no vibran en sintonía contigo.
  7. Todo se comienza a materializar muy rápido y más fácil que nunca. 

Llegar a la quinta dimensión no es algo que sucede de un día a otro, es un camino por el que todos podemos pasar a lo largo de nuestras vidas siempre y cuando aprendamos a escucharnos, nuestras necesidades y sobre todo nuestra relación con el mundo. Te aseguramos que conforme vayas teniendo expandiendo tu conciencia, vas a ver como las  puertas se comienzan a abrir y nuevas oportunidades llegan para ayudarte a fluir en sintonía con la energía del universo.


Compartir esta publicación